CASTELLO DI AMA - CHIANTI TOSCANA, ITALIA

Ama estaba viva mucho antes de que se convirtiera en nuestro hogar.

El arte, el paisaje y la sabiduría del vino siempre han convivido en Ama. Los orígenes etruscos atestiguan la existencia de una ciudad amurallada en la época prerromana.

Ama fue propiedad de la familia Firidolfi durante el Sacro Imperio Romano. El castillo, que se encuentra en la denominación, probablemente fue destruido en el siglo XV durante las invasiones aragonesas en la zona de Chianti.

A principios de la década de 1700, se construyeron nuevas viviendas, utilizando las mismas piedras, en el mismo lugar exacto donde se encontraba originalmente el castillo. De ahí la construcción de las villas de las familias Pianigiani y Ricucci, que ahora forman la sede de la finca Castello di Ama.

Un documento que data de julio de 1773 contiene un informe del Gran Duque de Toscana, Leopoldo II, como gobernador de Toscana, que elogió la excelencia del terreno montañoso.

La belleza de Ama impulsó a Tomaso Carini a supervisar el renacimiento de esta tierra a principios de los años setenta, involucrando a tres amigos (GianVittorio Cavanna, Pietro Tradico y Lionello Sebasti) en el proyecto. Se estableció una sociedad anónima que cambiaría el destino de Chianti.

Los cuatro empresarios, liderados por Cavanna, replantaron la mayor parte de los viñedos y construyeron una moderna bodega de fermentación, que se convirtió en un modelo innovador para toda la zona.

Marco Pallanti llegó a Ama en 1982, un joven agrónomo florentino que se convirtió en enólogo de la finca después de una extensa formación técnica en la Universidad de Burdeos bajo la tutela de Patrick Léon.

Lorenza Sebasti, la hija de uno de los propietarios, Lionello, se hizo cargo de la gestión de la finca en 1993. Después de 40 años de trabajo juntos, Lorenza y Marco continúan compartiendo la misma pasión y visión.

La segunda generación de las familias Carini, Tradico y Sebasti todavía están representadas en la empresa actual.

 

CASTELLO DI AMA CHIANTI ITALIA BODEGAS COMPOSTELA