BODEGAS PONCE - CUENCA, ESPAÑA

Alumno aventajado en la Cía de Vinos Telmo Rodríguez, donde tuvo la oportunidad de trabajar en distintas regiones vitivinícolas, Juan Antonio Ponce regresó a su Manchuela natal para sacar el máximo potencial de los viñedos familiares de bobal, una uva tánica, adusta y alejada del circuito de los tintos de calidad. Por el camino también ha recuperado otras variedades que se cultivan en la zona como la blanca albilla y la tinta moravia agria.

La base de los vinos son unas 55 hectáreas de viñedo: 13 propiedad de la bodega, 15 de la familia y el resto arrendadas. El objetivo es que la bodega incremente la viña propia hasta las 20 ó 25 hectáreas para compensar las bajas producciones de las parcelas más viejas. También han empezado a plantar a la manera tradicional, con injerto en campo. De momento, dos hectáreas de garnacha y 2,5 hectáreas de albilla, estas últimas en Villanueva de la Jara, un municipio con interesantes suelos calcáreos situado a mayor altitud que Villamalea, donde se ha concentrado tradicionalmente el cultivo de esta variedad.

Los viñedos se benefician de la altitud (Juan Antonio de Manchuela como “la meseta dentro de la meseta”) y la buena aireación que consiguen de forma natural en la zona. No usan azufre en polvo ni tratamientos de cobre.

Cuenca España Bodegas Compostela